(Dis)gustas.

¿Sabes qué hay más triste que ser la chica que no gusta? No parecerlo. Te conviertes en el dolor invisible, en el sufrimiento incoloro, en la pena muda. Expones tus miserias sin público.… Sigue leyendo